20-10-10 A mi ministra Bibiana, in memóriam

 Bibiana Aído    ¡Maldito machismo!, ¡imperecedera injusticia y discriminación sexual! Preparo manifestaciones callejeras, propongo una nueva huelga general, enviaré miles de mensajes desde el móvil pidiendo justicia terminados con el infalible “pásalo”, me revuelvo en mi silla, aporreo indignado las teclas del ordenador, salgo a la terraza a aspirar aire porque siento ahogo. De modo que un señor gris, con poca telegenia, que se queja de que se ha tenido que comer el peor marrón del Gobierno, que quiere volver a su Cataluña de adopción, de nombre y apellido contundente, Celestino Corbacho, lo hace mal, se genera un parado por cada cuatro trabajadores, y como consecuencia de que hay que destituir del gabinete a un inútil, nos cargamos a la más insigne, eficaz, culta, útil, valiosa, atractiva, trabajadora, carismática e imprescindible ministra de Igual Da, a mi ínclita, admirada, venerada y querida doña Bibiana Aído.

             Este Presidente no nos da más que disgustos: nos congela la pensión a los provectos ancianos, les baja el sueldo a quienes nos educan y a quienes velan por nuestra seguridad, nos dice un día blanco y al siguiente negro pero de todo ello, y de cuantas demás debacles le acusa el dinámico, apuesto y divertido jefe de la oposición, lo que más me ofende es que nos quiete de un plumazo y sin previo aviso a Super Bibi. ¿Cómo se lo habrá explicado a su padrino, don Manuel Chaves? ¿Qué puesto de responsabilidad le damos ahora? ¿Quién va a defender a las honradas mujeres de España? Y sobre todo, ¿quién va a defender a las deshonradas? ¿Quién a las débiles? ¿Quién a las que se ganan la vida en las aceras, en los parques y en los polígonos? ¿Quién, además de los sindicalistas y Cayo Lara, va a recordarnos que no puede decirse jamás ayuntamientos sin añadir inmediatamente ayuntamientas, diputaciones sin diputacionas y manifestantes sin manifestantas?

             En frase corta que oigo y leo mucho últimamente, habrá un antes y un después desde hoy, desde el día en que quedamos huérfanos de ese irrepetible icono de la modernidad. Que jubilen a Moratinos, que jubilen a de la Vogue, por cierto, ¿qué hará ahora con sus discretos modelitos?, ¿a qué ONG los donará?, que jubilen a la ignorada Beatriz Corredor y a la jefa de todos los medios, Elena Espinosa, que cambien de mesa a la señorita Trini, Guerra dixit, que suban a la cima de la montaña a mi paisano don Alfredo, que expíen pasados desprecios a Jaúregui, que vuelvan a originarle una mudanza a la sonrisa forzada de Rosa Aguilar, incluso que pongan nuestra salud en manos tan doctas como las de Leire Pajín, que sustituyan a don Celestino por un señor que no me sonaba de nada y que además se llama Valeriano, por ahí empezó todo, que se traigan del Pilar al señor Iglesias como adlátere de don José Blanco, otrora Pepiño, todo sea por cambiar la tendencia de las encuestas, lo comprendo, lo entiendo, lo acepto, pero, por favor, señor Presidente, ¿era absolutamente necesario sacrificar a doña Bibiana?

               No sé, quizá lo supere, pero en estos momentos me estoy planteando cerrar este Blog. Sin mi Aído en el Gobierno todo será diferente. Se difumina mi musa, se esfuma mi inspiración, desaparece mi libro de citas. Nunca se lo perdonaré, señor Presidente. Me temo que no le votaré en las próximas elecciones; usted lo ha querido. Esto no se hace.

P.D. Cuando escribí hace cuatro horas los párrafos anteriores aún no se sabían los cambios en los segundos niveles ministeriales. Ahora ya se sabe que los desaparecidos ministerios de Vivienda y de Igual Da y sus titulares pasan a tener rango de secretarias de estado en los ministerios de Fomento y de Sanidad respectivamente. Como lo escrito aquí arriba fue una espontánea y desgarrada expresión del inconsolable dolor que sentí al conocer la primera noticia, ahí lo dejo. Por otra parte, no sé que es más ofensivo para mi ministra de cabecera, si que la hubieran jubilado o que la hayan puesto a las órdenes de Pajín. ¡Qué bochorno! ¡Qué falta de sensibilidad!

9 Comentarios

  1. Pepe
    Nov 4, 2010

    Estimados todos. Quería simplemente comentar que estoy de acuerdo en lo que dice Ramón sobre lo inconstitucional de la ley actual en cuanto a los malos tratos cometidos por el hombre contra la mujer. Además y pese a que resulte escandaloso esa ley fue llevada al constitucional -aunque a lo mejor no lo fue por el PP, que sí que la criticó- y con más celeridad de lo que nos tiene acostumbrados dictaminó que es constitucional esa discriminación de sexo que nos castiga más a los hombres por el solo hecho de ser hombres…eso sí si tenemos una pareja de nuestro mismo sexo podremos discutir con él sin temor a que nos denuncie por maltrato psicológico.
    Es lo que nos ha tocado vivir.

  2. Ramón
    Nov 3, 2010

    Querido Luis:

    Estoy a favor de la igualdad entre hombres y mujeres. Pero disculpadme si pienso que la actual legislación al respecto es anticonstitucional al tipificar como delito el maltrato sólo cuando lo realiza el hombre sobre la mujer. ¿No somos todos iguales en derechos y obligaciones? Lástima que el PP no haya tenido los redaños de llevar esta ley al Tribunal Constitucional, tal y como ha llevado la de matrimonios homosexuales y la del aborto.
    Estoy a favor del cambio que se ha realizado en el ejecutivo. Los micrófonos de ambiente recogieron una conversación entre Dolores de Cospedal y Javier Arenas, en la que quedaba claro que el cambio no les gustaba porque el nuevo equipo tenía mejor imagen, y claro, eso no va bien con las expectativas electorales.
    Os recomiendo leeros la entrevista a D. Mariano Rajoy publicada en el País del pasado domingo. Larga y muy interesante. ¿Te quejas de la congelación de las pensiones? Pues prepárate cuando, si el Diós en el que no creo, no lo remedia, ocupe el trono presidencial D. Mariano. Privatización de todo lo privatizable, liberalismo salvaje. Nada nuevo, ya que la receta de vuestro venerado Aznar fue similar; se cargó la banca pública y privatizó las empresas que, como Telefónica, reportaban beneficios al erario público.
    Sí, lo vamos a pasar mal. Pero aquí no sabemos defender nuestros derechos como hacen los franceses. Nos jubilaremos, si es que podemos, a los 67 o más. Dichosos vosotros los que tenéis ya la jubilación, aunque sea congelada.
    Un abrazo.

  3. Luis D.
    Nov 1, 2010

    Querida Nuria:
    Puesto que me formulas una pregunta públicamente debo respoder por el mismo medio. No he leído el libro del señor Sánchez Dragó; nunca fue un personaje que me resultara simpático aunque le considero culto y atrevido, también provocador y ególatra. Cometer faltas, delitos o pecados (depende desde qué ángulo lo enfoquemos) es mucho más común de lo que parece, aunque nos escandalice. Contarlo en un libro, y encima vanagloriarse, es el colmo de la irresponsabilidad, la idiotez y la prepotencia. Ahora bien, creo adecuado que se censure y boicotee ese libro pero no la obra anterior del autor para quienes gusten de su literatura. Junto al delito están la sanción y la oportunidad de rehabilitación y junto al pecado están la penitencia y el perdón. Si fuéramos perfectos no serían precisos ni unos ni otros. Gracias por tu comentario.

  4. Nuria
    Nov 1, 2010

    Acertado comentario el de Adelaida.

    No llores por Bibi querido Luis, que mientras ZP esté allí tu musa va a vivir muy bien.

    Bibi es al PSOE como Ricardo Costas al PP.

    Por cierto, ¿qué opinión te merece el capítulo de las lolitas del último libro de Sánchez Dragó?. Aunque no lo hayas leido, seguramente has escuchado los comentarios al respecto. ¿vale todo?. Yo creo que no. No es necesario jactarse de haber estado con menores, que, seguramente, no actúan libremente. Lo siento, pero me repugnan los abusos y no me vale el argumento de ser escritor para exculparle.
    PD: hablo sin haber leido el libro.

  5. Adelaida
    Oct 27, 2010

    Mira que no quería entrar en este tema pero al final no me he podio resistir.
    Mientras existan personajes públicos como El “Señor” De la Riva, capaz de hacer comentarios que menosprecien a la nueva Ministra de Sanidad,mientras tengamos un jefe de la oposición que lo aplauda, mientras exista un “Señor” Guerra que se refiera a una Ministra como “La señorita Trini”, mientras existas personajes o “personajillos”, de vida pública o menos pública, que no “acierten” en la manera de referirse a una mujer, será necesario que exista un Ministerio, secretaría general o aunque sea escuela pública donde poder EDUCARLOS.

  6. jesús
    Oct 22, 2010

    Querido Luis:
    Pues sí, no tendría que haber llegado y afortunadamente el inútil de su jefe la envía ahora a una secretaría de estado, a seguir viviendo a costa de todos, la lamentable es que el ministerio/a absurdo/a que se creo para la pobre Bibiana se lo pasa a la otra impresentable, ya sabes, la hija de la mamá que en Benidorm anda también chuleando al personal. Y todo por culpa del Gran Inútil, claro que lo que se avecina es mediano con el Rey de las cloacas.
    Un abrazo.

  7. Pepe
    Oct 22, 2010

    Querido Luís, no sufras. Seguro que este maravilloso gobierno que rige nuestros destinos no deja de sorprendernos. Es cierto que será dificil que surja otra como ella, pero seguro que los miembros y miembras de esta casta política no nos dejan indiferentes. Además quién sabe qué nos puede deparar el tándem Pajín-Aído, miedo me da.
    Aún tienen dos años más para seguir deleitándonos…para seguir arruinando España, para seguir desbaratando todo lo conseguido…pero no hay que negarle al inútil que nos gobierna el mérito de este último montaje suyo tan maquiavélico…cambiarlo todo para que todo siga igual. Todo con tal de perpetuarse en el poder.
    Todo esto podría ser un sainete, una comedia ligera…pero por desgracia es la Historia que estamos escribiendo de esta pobre España.
    Un abrazo.

  8. Cristina
    Oct 20, 2010

    Y a pesar de todo esto tenemos suerte de no ser franceses , ni vivir allí.

  9. Jose
    Oct 20, 2010

    Es lo que tiene la actualidad, que en menos y nada te cambian la noticia. Y es lo que tiene nuestro Sr. Presidente, que en donde dije digo…digo Diego. No tenia previsto, para alegria del Sr. Rajoy, hacer cambios en su gobierno. Solo el que afectaba al ministerio de tra.., perdón, del paro. Pero hay que mantenerse en el sillón, en el poder, como ya reconocen muchos, ansias, gula de poder, y hay que empeñar hasta las joyas de la abuela para ello. Pobre Bibiana. Bueno…no quedará malpagada. Seguirá con un buen sueldo, pensión….

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook