20-8-10 Final de agosto, tiempo de balance

Puerto de Cabopino y Torre Ladrones  El 14 de marzo del año pasado colgué este Blog en Internet y dos días más tarde publiqué mi primer artículo en esta sección llamada “Con Permiso”. El Blog nació como un instrumento de promoción del libro que escribí durante 2007 y 2008, “Vías de Soria – Un viaje en el tren de la nostalgia”, pero acabó convirtiéndose en una ventana de opinión y debate, pues ha sido dicha sección la que ha dado vida y sentido a su permanencia. Casi año y medio de presencia en la Red y de comunicación con el grupo de amigos: unos que dan la cara con sus comentarios, otros, la mayoría, que lo visitan pero callan. Cada cual está en su derecho de hacer lo que hace.

            En estos casi 18 meses he publicado 23 artículos propios y dos reproducciones de sendos periodistas de El País (Verdú y Marías). Uno de los 23 artículos, el de junio pasado: “Cuando las palabras nos esclavizan”, debí eliminarlo porque generó gran incomodidad a parte de los seguidores y temor a otros, por lo tanto sólo figura en ese mes el texto que sustituyó al original. Esta mañana, tumbado en la playa, sentí la necesidad de hacer balance de este tiempo, quizá intuyendo que los artículos futuros serán diferentes, al menos la mayoría de ellos. Ya dejé apuntado en ese texto de junio mi intención de reflexionar sobre lo escrito hasta ese momento y procurar, a partir de septiembre, ser menos provocador, más amable, ilusionante, esperanzador e innovador. Procuraré cumplir mi  compromiso.

   Los Monjes, cerca de Marbella         Por ello, antes de que llegue ese mes que realmente supone, mucho más que el de enero, el comienzo de un nuevo año lectivo, laboral o profesional, rastreo en estos estertores finales de agosto lo colgado hasta hoy en el Blog y si sirvió para algo, aparte de cómo legítimo desahogo o sibilina provocación.

            La primera reflexión la dediqué a la crisis económica y fui más optimista de lo que la cruda realidad nos ha demostrado en este tiempo: anuncié que saldríamos pronto de la oscuridad y todavía no sabemos si la luz que vemos a veces es la salida del túnel o un tren en dirección contraria. Asocié después un proceso de mudanza de casa con la medida de la eficacia de un país; alguien me llamó de todo, pero nuestra tierra sigue arrastrando un amplio nivel de chapucería. En mayo me despaché contra los fumadores en la medida en que tratan con verdadero desprecio a quienes no lo somos; esta mañana en esa playa no masiva a la que suelo ir había alrededor de mi toalla más de treinta colillas visibles; residuo claramente no biodegradable. A junio le dediqué un corto texto sobre mi vagancia de aquellos días: todo creador tiene sus lagunas. En contraste, el artículo de julio fue una explosión de gozo a la vuelta de mi inolvidable experiencia de Pueblo Inglés en Cazorla.

Este es fe            En agosto comencé a pellizcar en temas políticos y ahí empezaron a animarse los comentarios; yo no daba un duro por nuestros gobernantes y hubo bastante acuerdo aunque con polémica. Septiembre me regaló lluvias y trenes en Alcázar de San Juan y relaté aquí mis vivencias en ese nudo ferroviario. En octubre compartí con vosotros una reclamación a Caja Duero que resultó milagrosamente atendida y así lo reconocí. En noviembre afronté un asunto que llevaba tiempo prometiendo: el coste de oportunidad; siguió aumentando la animación de los lectores a juzgar por sus comentarios. Acabé el año con un artículo en el que le hincaba el diente a un tema delicado: la religión, aprovechando los días navideños y la discusión sobre la retirada de los crucifijos de las aulas; el Blog empezaba a rugir.

            Comencé 2010 con cierto pesimismo: “¿Tenemos arreglo?”, preguntaba en el artículo de enero, dando por hecho que no, opinión que no he cambiado en absoluto. A petición de un fiel seguidor del Blog afronté en febrero el opinable tema sobre capitalismo y socialismo que provocó animados bramidos. A primeros de marzo, celebrando ya el primer aniversario del Blog,  expresé mi indignación por el maltrato que políticos y periodistas infligen al lenguaje, con un inusitado acuerdo general de los habituales comentaristas. Antes de que acabara el mes, me delaté como no muy simpatizante de la ministra Aído con un artículo titulado “Hasta dónde con la dichosa igualdad”: me distéis caña. Con el atrevimiento propio de los ignorantes entré al trapo lanzado por un incondicional y, en el mes de abril, me sumergí en las procelosas aguas de la pederastia eclesiástica. Entre abril y mayo, el Blog estuvo unos días en la UVI, salvado gracias al buen hacer de Curra lo que me permitió publicar el día 10 una carta abierta a Mariano Rajoy, que gustó mucho al respetable. Invitado por el susodicho a hacer lo propio con Rodríguez Zapatero, unos días después, me llovieron flechas envenenadas y diatribas incendiarias; en mi descargo recordaré que el primero está en la oposición y el segundo en el poder. Este mayo primaveral, tras copiosas lluvias invernales, produjo una variada cosecha de artículos y así aun el día 24 incluía mi propuesta de reforma fiscal, bastante bien recibida por los incondicionales.

   Ojén         En junio fui definitivamente excomulgado: mi artículo original titulado “Cuando las palabras nos esclavizan” produjo una reacciones para mí inesperadas y por prudencia y respeto a mi gente lo eliminé y lo sustituí por el que aquí permanece, no sin bastante dolor por los temores y críticas provocados por la libre expresión de opiniones y sentimientos. El 7 de julio, día de San Fermín, hice un homenaje a la menstruación, a petición de unas grandes amigas, con recepción bastante positiva y desenfadada. Y cerré mis publicaciones, unos días después, con otro dardo a la ministra de Igualdad por su inquisitorial pretensión de eliminar los anuncios de contactos en la prensa; opinión coincidente con la que a las pocas semanas publicaba Javier Marías en El Dominical de El País y cuyo texto colgué en el Blog.             

Y hasta aquí hemos llegado. Quiero expresar mi más sincero y profundo afecto y gratitud a Ramón, Adelaida, Pepe, Jose, Cristina, Jesús y Mercedes, Jotta, Seli, Curra, Antonio, Chema desde Chile, Nuria, Jesús R., Michael, Jesús J., Antonia y Paco por sus comentarios. Si un Blog sólo cuenta con las publicaciones de su autor, deja de ser un Blog y se convierte en un diario íntimo. Gracias a vosotros, “viasdesoria.com” sigue vivo, vivísimo y activo. Gracias también a quienes sé que leen cada artículo pero prefieren permanecer en el anonimato; están en su perfecto derecho. Gracias también a las decenas de personas que me leen y yo no conozco ni tengo idea de cómo llegan hasta el Blog, pero me consta que llegan. Este verano he leído mucho, he huido bastante de la actualidad, he escuchado más música, he mirado el paisaje con delectación aunque me resultara conocido: mi mar, mis montañas, la luna, muchas estrellas, puestas de sol, murallas vistas mil veces, callejuelas archiconocidas. Y comparto con autores de los que os hablaré aquí que la realidad no está ahí fuera, está en nosotros. Feliz curso 2010-11.

8 Comentarios

  1. Nuria
    Sep 6, 2010

    Mi querido amigo Luis, da gusto leer un resumen de todo lo que has hecho.
    Agradecerte lo que haces por tus amigos, no sólo creando polémica a través de tu Blog, que nos sirve para descargar ideas, si no en tu silencio, dándonos ese cariño y atención que tanto nos gusta.
    Un abrazo

  2. Adelaida
    Ago 26, 2010

    Querido Luís:
    Los limones mas ácidos, hacen los mejores “mojitos”.
    Si tus artículos no fueran ácidos, casi siempre, no habría polémica y casi no habría blog.
    Nos vemos en septiembre.

  3. Cristina
    Ago 23, 2010

    Querido Luis,
    El gusto es mio, es importante tener un rincon que no esta dirigido por ningun otro interes que el de conversar, sin obedecer a intereses comerciales, ni morales,ni politicos, ni correctos.

    Hasta septiembre, o antes si se te occurre

  4. Jose Rodriguez
    Ago 23, 2010

    Pensamiento inteligente, reflexívo, agudo, mordaz (para algunos), provocador a veces. Pero en eso reside la libertad de expresión, de la que muchos dicen hacer gala sin aceptar que otros opinen de forma contraria. Dices y quieres compartir lo que piensas sin ánimo de ofensa. Aceptas los comentarios a tus artículos con humildad, admitiendo como es lógico la discrepancia, y como decia la canción…”todos queremos más”.

  5. javier
    Ago 23, 2010

    querido luis
    en este momento donde nos gusta jugar a ser papistas, y a defender lo indefendible porque queda bien, es un lujo que alguién se dedique a poner los puntos sobre los temas que cada día nos hacen ser menos íntegros, menos sinceros, y más espectadores de nuestro propio entorno
    porque suena bien, en vez de actores con criterio y opinión.
    dí cuántas verdades creas y conseguirás que reflexionemos por nosotros mismos, el único modo de que mejoremos
    felicidades por cada mes

  6. Chema (desde Chile)
    Ago 23, 2010

    Querido Luis:
    Has creado una especie de escenario de teatro. Cada vez que acudo a tu blog se que voy disfrutar de una buena obra, inteligente y de buen gusto. Cada uno ocupa su papel, hay un director de la obra, existen un grupo heterogéneo de actores y otros casi siempre somos simplemente espectadores. Y lo veo así porque la mejor manera de observar, analizar y aprender de la realidad y de nuestro entorno es abstrayendonos un poco de ella.
    Gracias a ti y todos los que participan activamente en este blog por cada obra, por cada puesta en escena, por la pasion y estética con que todo transcurre. Tras esta breve actuación seguiré como espectador pues la heterogeneidad y nivel de los actores habituales hace que mucho de lo que uno quiera expresar está ahí ya reflejado con mejores palabras.
    Un fuerte abrazo,

  7. Antonio Francisco
    Ago 21, 2010

    Querido amigo Luis, veo que estas de vuelta despues de este caluroso verano,entre lineas veo como que quisieras disculparte por algunos articulos No lo hagas pues dejarias de ser tu mismo y todas las personas debemos de respetarnos tal y como somos he ahi lo bonito del ser humano, si dejamos de espresar las cosas como las sentimos dejamos de ser persona aun a pesar de molestar a otras en algun momento, pero no tenemos porque tener la misma opinion que todos pues seria muy aburrido,Tu sabes que mis tendencias son socialistas, pero respeto la opinion de otras personas pues se que no estoy en posesion de la razón yo solo, por lo tanto querido amigo NO CAMBIES pues nos gustas tal y como eres, un abrazo.

  8. Seli
    Ago 20, 2010

    Querido Luis:

    Me alegro que estes de vuelta y que podamos disfrutar de tus escritos.

    Un fuerte abrazo

    Seli

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook