Al mal tiempo buena cara

Al mal tiempo buena cara

Probablemente sea precisamente el tiempo lo que nos está dando un respiro en este otoño doblemente caliente que estamos atravesando: caliente por unas temperaturas mucho más propias de agosto y caliente por acontecimientos que cada mañana nos sobresaltan y nos pueden hacer pensar que estamos en un lodazal sin posible salida. Ni todo lo que ocurre cada día en nuestros pueblos y ciudades sale en los medios de comunicación ni todo lo que más exhiben estos representa lo fetén de nuestras vidas. Los niños siguen yendo a los colegios e institutos, los jóvenes tratan de preparar su futuro en las universidades, nuevas parejas caen cada día en el éxtasis del enamoramiento y se olvidan de cuanto les rodea; incluso en este preciso instante, en el servicio de partos del Costa del Sol, alguna pringosa criaturita estará llegando al mundo.

Leer más

Todo lo que era sólido

Todo lo que era sólido

Este es el título del último ensayo de Antonio Muñoz Molina que recomiendo vivamente. Lo escribió durante el año 2012 en los días más oscuros de la crisis y se publicó a comienzos del año pasado. ¿Y por qué tributo hoy este espacio a un libro? Normalmente lo dedico a intentar suscitar alguna reflexión sobre nuestra condición humana, a esbozar en estos tres minutos quincenales algún trazo grueso que provoque en los oyentes indagación posterior. Pues bien, tras la segunda lectura del libro que da título hoy a estas líneas concluyo que no hay mejor forma posible de analizar quiénes somos y cómo nos comportamos.

Leer más

Abrazados a la piedra

Abrazados a la piedra

Circula por las redes sociales un simpático proverbio que dice: es inevitable tropezar, lo malo es abrazarse a la piedra. Pues parece que es lo que estamos haciendo con la situación socioeconómica. Y, por una vez, no es un mal propiamente español sino universal, o al menos de los países desarrollados. Cuando comenzábamos a aflojarnos tímidamente el cinturón, a sacar la cabeza del agua y tratar de respirar aire fresco, nuevos nubarrones de una tercera recesión dentro del mismo ciclo se ciernen sobre nuestras cabezas.

Leer más
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook