5-11-10 Batacazo Obama: marica el último

Barack Obama    Sólo dos años después de aquel esperanzador segundo martes después del primer martes de noviembre; sólo 21 meses después de que jurara torpemente su cargo ante la expectación y la alegría de media humanidad en un gélido día invernal en la Avenida Pensilvania, el nuevo líder al que más de uno suponíamos capaz de dar un giro radical a un mundo corrupto y empobrecido ha sido enviado a galeras sin darle tiempo siquiera a probar su valía. Al final del verano de 2007 empezamos a percibir que se acercaba un período de vacas flacas. En el otoño de 2008, cuando de la noche a la mañana caía el gigante financiero Lehman Brothers y las bolsas del mundo se desplomaban cada día en cifras cercanas a los dos dígitos todos le vimos las orejas al lobo. Todos cruzamos los dedos para no que no se volviera a repetir la gran depresión de los años 30.

            Creímos que el batacazo mundial, la ruina de millones de seres indefensos en todos los continentes, originado por la codicia sin fin de unos pocos tiburones sin idea alguna de conceptos tales como moral, valores o principios, sería al menos una oportunidad de aprender del terrible fiasco y poner los medios para que situaciones como aquella, de la que aún no hemos salido, no pudieran volver a repetirse. Que el enriquecimiento sin límites de unos indecentes no pudiera volver a provocar la ruina sin suelo de millones de ciudadanos inocentes. Y el único cambio importante que se produjo por aquellos meses que pudiera alumbrar un rayo de esperanza fue la elección entusiasta de un presidente del país más rico del mundo, por ahora, candidato por el partido moderado, con un firme apoyo nacional y unas desbordadas esperanzas en todo el orbe civilizado.    

            Pronto, los más escépticos empezamos a intuir que las cosas no iban a ser fáciles. Que los desproporcionados incentivos millonarios a quienes sólo se habían preocupado de su enriquecimiento personal estafando a la humanidad toda mediante operaciones financieras incomprensibles incluso por ellos mismos no iban a encontrar coto. Que los culpables de la larguísima etapa de hambre, miseria y pobreza para millones de sores indefensos iban a salir de rositas. El efecto Obama, la voluntad de Obama, iba a ser enseguida doblegada por los grandes intereses de siempre. El único liderazgo claro del planeta pronto empezó a desfigurarse. Y criterios divergentes y contradictorios se fueron aplicando aquí, allá y acullá, por unos dirigentes y sus tecnócratas de pacotilla que no sabían ni cuál era su mano derecha. En España los bandazos fueron épicos. De no reconocer siquiera una crisis a adoptar de la noche a la mañana las medidas más antisociales que se recuerdan; da igual, somos considerados país “periférico”; entramos en el G20, pero sólo para obedecer.

            Y ahora ha aparecido el “Tea Party”: una buena parte del 40% de los ciudadanos americanos han decidido, manipulados por mensajes millonarios de predicadores ultraconservadores y fanáticos religiosos, que había que parar cualquier avance social, cualquier mínimo cambio en la escala del poder establecido. Leña al mono. ¡Negro, cabrón! ¿Cómo puedes pretender que los pobres del país más rico puedan acceder a un sistema público y gratuito de salud como lo hacen en la vetusta Europa? Los ricos ya nos gastamos una buena pasta en pagarnos seguros y clínicas privados, no vamos a pagar encima para que los parias del mundo tengan acceso a la salud básica. ¿Qué es eso de intentar limitar los privilegios de los banqueros y de los multimillonarios? Y salieron todos a votar a la voz de marica el último.

            Cuando yo era estudiante de primaria, al estar un grupo de chavales en plena calle charlando o jugando, al líder del grupo y a su guarda pretoriana se les ocurría de pronto echarse a correr en determinada dirección, sin que viniera a cuento, al grito de ¡marica el último! Y claro, en aquellos tiempos de total y bendita incorrección política, nadie quería llegar el último de la carrera improvisada. Ya empezaba a germinar el abuso de los poderosos, de los fuertes, respecto a los débiles, a los despistados, a los soñadores. Siempre ha sido así y me temo que seguirá siendo así. Probablemente porque está genéticamente determinado en el cerebro humano. Porque forma parte de la selección natural y del ciclo evolutivo. Creemos que todos los poderosos han nacido poderosos pero no siempre es así. Hay un viejo y sabio refrán español que dice: nunca ames a quien amó ni sirvas a quien sirvió. Porque sus dentelladas serán quizá mayores que las de los amantes nuevos y las de quienes nunca estuvieron abajo.

Motor Rolls Royce del Airbús 380            Conozco casos concretos de explotación de parias inmigrantes hacia otros que llegaron después: aterradora. Todos tenemos noticia de la depredación y matanzas entre tribus de países africanos, de la humillación a la que chinos veteranos en Europa o América someten a sus compatriotas recién llegados. Sé que hay excepciones, quizá cuantos escribimos en este Blog intentamos un comportamiento acorde con principios de respeto, solidaridad y tolerancia hacia los demás. Pero me temo, como ya he dicho en ocasiones anteriores, que llevamos un defecto de fábrica en nuestra maquinaria, como ese carísimo motor de la Rolls Royce que se ha descolgado en pleno vuelo del avión más moderno y avanzado del mundo. ¡Es todo tan frágil, somos todos tan frágiles, vivimos en un equilibrio tan inestable! Menos mal que pronto podremos ponernos los apellidos por orden alfabético y no por el trasnochado machismo de primero el del padre y después el de la madre: ¡era un clamor social!

Dura todo tan poco. La gran diferencia de nuestro tiempo con toda la historia anterior es la rapidez en los cambios. Rapidez mal compadecida con los ritmos de la especie. Así nos va. En el próximo artículo hablaré del único liderazgo persistente: la tecnología. Hasta pronto.

7 Comentarios

  1. Ramón
    Nov 16, 2010

    Querido Luis.
    No deja de asombrarme tu capacidad para sacar temas. Antes de que se me olvide, y aunque tengas ya prevista tu próxima aportación, te dejo varios asuntillos de los que puedes sacar punta: Por un lado, reiterar el interés de la entrevista del, como a ti te gusta llamar, líder del partido de la oposición de este, nuestro pobre (cada vez más) país, por otro la jugosa visita del jefe de los Estados Vaticanos, las enigmáticas declaraciones del mejor expresidente (está bien escrito conforme a las nuevas normas, por cierto dignas de merecer tu docta opinión) que hemos tenido. Una contestación a la salida de tono del Presidente de ERC respecto a que en “Andalucía no paga ni dios” tampoco estaría mal.
    Ahora voy al fondo de tu maravilloso artículo. Esto es la globalización, mezclar a Obama con el orden de los apellidos. Dejando esto último fuera, aporto otro sabio refrán: “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Preparémonos para tiempos negros, mucho más negros que el Presidente de EEUU. El fenómeno, no marica el último, sino el sálvese quien pueda, el triunfo del YO sobre el NOSOTROS, el egoísmo que todos, TODOS, llevamos anclado en nuestros genes desde que se generó el primer halo de vida y había que sobrevivir aunque perecieran los demás, la ley de la selva, tan capitalista ella, nos va a llevar a una destrucción del estado de bienestar.
    No nos equivoquemos. En este país el fenómeno TEA PARTY ya se da y se ha dado. En Marbella, con vuestro, en otrora tiempo bienamado Jesús Gil, en Madrid tenemos a una digna representante, presidenta de comunidad ella, que se dedica a privatizar la sanidad pública.
    Y esto es lo que llega. El gobierno de Zapatero no ha sabido, o podido, explicar que esta crisis no es nuestra, que es global. Y ahora, al nuevo hombre fuerte del gobierno, le quieren colgar la “Y” de los GAL.
    Y el pueblo, que ama a Belén Esteban y sigue todos los cotilleos, sólo se queda con los titulares que hábilmente facilita la oposición en una demagogia vomitiva.
    Sí, el TEA PARTY ya está entre nosotros, ahora en la oposición. Menos mal que no ganarán las próximas elecciones. Porque para ganar algo hay que merecerlo, y no lo merecen. Lo que pasará será que llegarán al poder porque el PSOE perderá.
    Menudo descalabro mental debe tener D. Mariano, por un lado abanderando ser el “partido de los trabajadores” y defensor acérrimo de la paga íntegra para los jubilados y por el otro con la derecha más intransigente, privatizadora, moralista y anti espaldas mojadas que se recuerda desde los tiempos de la dictadura.
    Cosas veredes, amigo Sancho, cosas veredes.
    Lástima la edad. Con 45 empezar una nueva vida en otro país da mucha pereza.
    Ramón

  2. Adelaida
    Nov 16, 2010

    Querido Luís:
    Parece mentira que siendo economista hayas podido creer que un negro, musulmán iba a poder acabar con los privilegios de la sociedad que reúne a la mayor cantidad de “muchimillonarios” del planeta. Kennedy intentó algo mucho menos traumático y le pegaron dos tiros a plena luz del día y con enorme éxito de público, su hermano quiso repetir la hazaña y no le dieron ni la oportunidad de llegar a Presidente.
    En otro orden de cosas, noto un cierto tonillo irónico en tu frase:….Menos mal que pronto podremos ponernos los apellidos por orden alfabético y no por el trasnochado machismo de primero el del padre y después el de la madre: ¡era un clamor social!… Creo que los hijos deberían llevar solo los apellidos de la madre, por aquello de que es el único de lo progenitores del que estamos seguros de que es hijo. ¿No te parece?

  3. Antonio
    Nov 10, 2010

    Si, quizas ese haya sido su error, querer implantar una sanidad pública a la manera de Europa ¡pero como se le ha podido ocurrir a nuestro amigo Obama quitarle el dinero al ejército, a la industria del armamento, para dárselo a la sanidad! Hay que tener en cuenta que en ese pais los primordial es la defensa…bueno, y la industria, pero mejor si es la industria de la defensa,(u ofensa, que aún no estoy muy seguro) la salud es tambien cosa privada, como lo es la seguridad personal o el medio de transporte; tu mismo te buscas la vida y nadie mas que tu eres responsable de tu salud ¡estaria bueno que fuese responsabilidad del Estado!
    De modo que si caes enfermo en USA solo tu eres responsable ¡a saber que habrás hecho por ahí! y si no tienes dinero para pagarte un médico o un hospital privado, la culpa tambien es tuya, porque la american way of life te da la oportunidad de hacerte rico y si no lo eres es porque eres tonto, un vago o no tienes la suficiente mala leche, o sea, un antisocial.
    Seguridad Social para todos, demasiado bonito para un pais donde “la America profunda” es aún peor que “la España profunda”, donde el concepto de liderazgo está tan arraigado, donde la competición es un rasgo de la personalidad más que una actitud, donde ganar o perder es más importante que aquello que ganas o pierdes, donde el individualismo se mezcla con el gregarismo en una neurosis de color gris.
    En mi época, cuando alguno gritaba eso de ¡marica el último! el que no tenia posibilidad de llegar, se apresuraba a gritar ¡¡y el primero!!. Era la mejor forma de romper con lo establecido.

  4. Nuria
    Nov 8, 2010

    Pues yo creo que todos somos un poquito culpables de la crisis. Montones de veces oigo cómo se dice que los de la banca son unos sinvergüenzas y generadores de la crisis, por haber prestado un dinero para comprar una casa que no valía lo que se pagó. Entonces ¿por qué compró Ud. la casa?. A todos nos gusta ganar dinero y nos molesta perderlo (sobretodo a la banca). Ya sabemos que en periodo de sequía es cuando nos acordamos de los pantanos, pero si también estan secos ¿de dónde bebemos?.
    ¿Qué hacemos cada uno de nosotros para que mejore la crisis?. ¿Qué hace la administración para ahorrar? Es triste escuchar a funcionarios decir que tienen que gastar aunque no sea necesario porque si no les bajan el presupuesto al año siguiente y no se sabe lo que puede ocurrir. Pero como ellos, muchos empleados de empresas privadas, pq lo que no te cuesta se tiende a despilfarrar, salvo que tengas una buena conciencia.;)

  5. Antonio Francisco
    Nov 6, 2010

    Querido amigo, no puedo estar mas de acuerdo contigo, dicen que el ser humano es un animal racional…Ja, los depredadores matan por hambre pero el humano mata por placer me rio de lo racional, por lo tanto es normal que el rico estorsione y esprima al pobre para darse la vida padre a costa del sudor de otros, y esto es igual al terreno politico quieren el poder para poder manejar a la plebe y enriquecerse..siempre igual y sin solucion que pena.

  6. Jesús y Mercedes
    Nov 5, 2010

    Soy uno de los culpables de esta crísis, aunque todavia no se el motivo, he pagado todos mis impuestos religiosamente año tras año, nunca he desfraudado a hacienda, y viene mi gobierno y me dicen, que me quita un 5% de mi sueldo, que he hecho mal, porque me recortan el sueldo.

    soy culpable seguro, no se porque, pero soy culpable.

  7. Jose
    Nov 5, 2010

    Comienzo por abajo. De repente se crea un debate en los medios por el asunto de los apellidos. Al partido impulsor de la medida le viene de perillas, así no se habla de lo nuestro, lo que nos importa, lo que nos afecta. Pero los medios, ávidos de noticias, distorsionan esta pues ya existia la posibilidad de cambio de apellidos o adoptar el de la madre y otras mas. En nuestra sociedad de lo políticamente correcto, solo se afea, reprocha y condena aquellos actos cometidos por la llamada raza blanca, del resto, ni flores.
    Y como no, ante cualquier emergencia, incendio, asalto, etc….marica el último. lo llevamos en los genes. Solo en contadísimos casos aflora el héroe, el generoso que en acto reflejo dignifica al ser humano. Obama es un idealista queriendo cambiar a la sociedad norteamericana sin darse cuenta que es una sociedad a la que determinados cambios no le gusta. Acostumbrada a conseguir con trabajo y esfuerzo no acepta algunos conceptos del estado del bienestar. Financiar la sanidad?, hacerla pública?, gastar lo que se ha gastado en sanear bancos o empresas sin conseguir propósitos, intentar domesticar a los tiburones financieros?…anda ya!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook