5-4-11 (1) Por un Consejo de Ministros no discriminatorio

Consejo de Ministros   Anuncié este tema en mi entrada anterior y, sólo por ello, lo escribo: me gusta cumplir mis compromisos. Es una mera boutade: “intervención pretendidamente ingeniosa, destinada por lo común a impresionar”. Líbreme quien corresponda (el término Dios podría herir sensibilidades) de exigir nada, ni siquiera proponer, a la respetable e incuestionable casta política que nos gobierna.

El anteproyecto de “Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación”, del que traté en mi artículo anterior, dice en su artículo 2: “Se reconoce el derecho a la igualdad de trato y no discriminación. Nadie podrá ser discriminado por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

La Constitución Española de 1978 dice en sus Artículos 97 y 98 respectivamente: “El Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y las Leyes”. “El Gobierno se compone del Presidente, de los Vicepresidentes en su caso, de los Ministros y de los demás miembros que establezca la Ley”.

Se me ha ocurrido pensar, con extremo atrevimiento, que el órgano ejecutivo por excelencia podría ser el primer obligado al cumplimiento de la ley que él mismo ha elaborado y propuesto para su aprobación al Parlamento y cuyo cumplimiento impondrá a empresas, autónomos y  particulares.

Aunque me ha llevado bastante trabajo elaborar las estadísticas que siguen, os las podéis saltar pues para mi propósito humorístico, -del que pido perdón por anticipado si a alguien molesta-, las exactitudes porcentuales no son necesarias. A pesar de ello, los tres cuadros están basados en datos del Instituto Nacional de Estadística:

1)      Estimación Población Española al 1-1-2011  
  Varones Mujeres Total Varones Mujeres Total
Andalucía 4.086.994 4.169.303 8.256.297 49,5% 50,5% 17,9%
Cataluña 3.606.671 3.726.859 7.333.530 49,2% 50,8% 15,9%
Madrid 3.078.742 3.290.425 6.369.167 48,3% 51,7% 13,8%
C. Valenciana 2.484.090 2.520.384 5.004.475 49,6% 50,4% 10,8%
Galicia 1.317.910 1.418.726 2.736.636 48,2% 51,8% 5,9%
Castilla y León 1.229.305 1.262.115 2.491.420 49,3% 50,7% 5,4%
País Vasco 1.040.267 1.100.072 2.140.339 48,6% 51,4% 4,6%
Canarias 1.047.201 1.053.034 2.100.235 49,9% 50,1% 4,6%
Castilla-LM 1.029.344 1.017.373 2.046.717 50,3% 49,7% 4,4%
Murcia 742.778 725.349 1.468.127 50,6% 49,4% 3,2%
Aragón 652.637 662.269 1.314.906 49,6% 50,4% 2,8%
Baleares 545.059 543.455 1.088.514 50,1% 49,9% 2,4%
Extremadura 537.209 546.050 1.083.259 49,6% 50,4% 2,3%
Asturias 504.233 551.324 1.055.557 47,8% 52,2% 2,3%
Navarra 309.367 312.759 622.125 49,7% 50,3% 1,3%
Cantabria 282.263 296.368 578.632 48,8% 51,2% 1,3%
La Rioja 155.508 157.640 313.149 49,7% 50,3% 0,7%
Ceuta 38.076 37.687 75.763 50,3% 49,7% 0,2%
Melilla 37.210 36.868 74.078 50,2% 49,8% 0,2%
TOTAL 22.724.866 23.428.060 46.152.925 49,2% 50,8% 100,0%
   
               
                           

 

2)      Origen de los inmigrantes residentes en España al 31-12-2009
Reino Unido 269.470 6,0%  
Alemania 159.922 3,5%  
Rumanía y Bulgaria 530.786 11,7%  
Resto países europeos sin España 214.360 4,7%  
Marruecos 539.773 11,9%  
Resto de países africanos 227.815 5,0%  
Estados Unidos y Canadá 33.523 0,7%  
Ecuador 371.743 8,2%  
Colombia 299.479 6,6%  
Bolivia 157.732 3,5%  
Argentina 231.630 5,1%  
Resto de países americanos sin USA/Canadá 727.107 16,1%  
China 53.887 1,2%  
Resto países asiáticos y Oceanía 162.357 3,6%  
Resto UE 27 sin España 546.938 12,1%  
  4.526.522 100,0%  

 

3)      Grupos de edad de la población española al 1-1-2011 (porcentajes sobre el total)

Hasta 18 años           17,9%

De 18 a 25 años        8,7%

De 26 a 35 años        16,0%

De 36 a 45 años        16,6%

De 46 a 55 años        13,9%

De 56 a 65 años        10,8%

De 66 a 75 años        8,1%

Mayores de 75          8,0%

TOTAL                     100%

He buscado pero no hay estadísticas exactas de magnitudes y porcentajes sobre: origen racial o étnico, religión (una mayoría son cristianos no practicantes, pero hay muchos practicantes de iglesias evangélicas, protestantes, musulmanes, budistas…), convicción u opinión, discapacidad (se calcula que hay más de 3,5 millones de personas con algún tipo de incapacidad y más 600.000  dependientes, o sea casi el 10% de la población), orientación o identidad sexual (muy variables por la dificultad de responder fielmente en las encuestas, sacando un promedio el 92,5% de la población es heterosexual y el 7,5% son LGTB: lesbianas, gay, transexuales y bisexuales), enfermedad (un 33% de la población puede padecer alguna enfermedad crónica o aguda), lengua (nos valen los cuadros de las comunidades autónomas con lengua propia, además del castellano, y de los países de origen de los inmigrantes) o cualquier otra condición o circunstancia personal o social (en esto es imposible disponer de estadísticas, de modo que paso).

Conclusión: con un Consejo de Ministros de 16 miembros y miembras, incluido el presidente, es literalmente imposible no discriminar aunque sólo sea por su origen; tenemos 17 comunidades y dos ciudades autónomas, luego ya necesitaríamos como mínimo 19. Además, deberemos tener representantes de aquellos países con mayor proporción de inmigrantes en España; qué menos que un inglés, un alemán, un ecuatoriano, un boliviano, un marroquí, un colombiano, un argentino, un rumano y un búlgaro. Por supuesto, donde digo uno, digo una. En total, 27 como mínimo, siempre que las comunidades autónomas de mayor peso poblacional aceptaran el mismo número de componentes en el gobierno (uno) que las menos pobladas. Con el resto de los atributos no susceptibles de discriminación podemos hacer varias combinaciones. Veamos sólo cinco ejemplos:

1)      Mujer, casada por la iglesia, gallega, discapacitada, heterosexual, de 46 a 55 años, católica no practicante, que hable gallego, valenciano, mallorquín y castellano, de derechas.

2)      Hombre, soltero, marroquí, heterosexual, de 26 a 35 años, diabético insulinodependiente, sin estudios, musulmán, de raza árabe, que hable francés y chino, apolítico.

3)      Mujer, ceutí, lesbiana, casada civilmente con otra mujer, con dependencia psíquica, testigo de Jehová, de más de 75 años, que hable ruso, inglés, euskera y guaraní, de centro.  

4)      Hombre, con pareja de hecho, catalán, de 36 a 45 años, sano, que hable catalán, holandés y japonés, laico, de izquierdas, transexual en lista de espera para ser operado de cambio de sexo por la Seguridad Social.

5)      Mujer, ecuatoriana, casada por el rito evangelista, de 18 a 25 años, madre de cinco hijos menores, embarazada de seis meses, marido alcohólico, apenas sabe leer y escribir, habla quechua y algo de español, defiende los derechos de los indígenas amazónicos. 

Podríamos incluir, dentro de las distintas sensibilidades, la profesión por aquello de los corporativismos: abogados/as, economistas/os, arquitectos/as, amas/os de casa, barrenderos/as, alabarderos/as… pero no acabaríamos nunca.

–          Luis: ¿y el talento, la formación, la capacidad, el liderazgo, la experiencia, la honradez, la sabiduría?

–          Gilipolleces, amigos míos, gilipolleces. Conceptos reaccionarios, conservadores, discriminadores, nada progresistas, opuestos a la igualdad, y absolutamente innecesarios para dirigir la política del país.

P.D. Justo cuando iba a colgar este artículo en el Blog, recibo una convocatoria de subvenciones de la Diputación de Málaga publicada en el Boletín Oficial de la Provincia. Entre otros proyectos se subvencionarán (obviamente con dinero público, es decir con los impuestos que pagamos los ciudadanos) los relacionados con los siguientes objetivos:

“Formación en pensamiento feminista y de género”

“Cuestionamiento y cambios en los modelos estereotipados de mujeres y hombres”

“Promoción y potenciación de redes entre mujeres de distintas realidades culturales que convivan en el municipio o comarca”

Sin más comentarios.

2 Comentarios

  1. jesús
    Abr 5, 2011

    Querido Luis:
    ¿Sin más comentarios?, ¿te parecen pocos?. Lo peor de lo que dices es que igual das ideas y aumentan los funcionarios, por favor reprímete, que las ideas las carga el diablo e igual nos suben los impuestos,le dan al manubrio y ¡¡zas!!, unos cuantos miles más de funcionarios que velen por la futura Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación.
    ¿El cordón sanitario no fue discriminación?, bueno igual es discriminación positiva, y sino pelillos a la mar.
    Y no terminan de irse que es lo que se necesita, a ver si nos oye Dios y nos echa una manita, porque esto se va a quedar como un erial, y mientras tanto chorradistas.
    Un abrazo.

  2. Ramónj
    Abr 5, 2011

    Luis, Luis, Luis
    No eres tan demagogo como pretendes demostrar con esta mini tesis doctoral.
    El talento, la formación, la capacidad, el liderazgo, la experiencia, la honradez, la sabiduría, no son gilipolleces y tampoco tienen ideología, por más que a ti te guste pensar que la tienen y son de derechas.
    Hago mía la opinión de la Ilustre Adelaida respecto a tu anterior post. Ya cansa, amigo Luis, esa cerrazón contra una Ley que intenta, con errores y aciertos, desarrollar la constitución en lo tocante a la igualdad. Una ley que emanará de unos representantes a los que pagamos, impulsada por un ministerio, pero modificada y mejorada en su trámite parlamentario.
    En un mundo ideal, como el que le gustaría vivir a Pepe (y a todos) no harían falta leyes de este tipo. Pero tampoco harían falta ejércitos ni policías, por lo que añadiríamos más parados todavía.
    Paso a leer tu siguiente post.
    Un abrazo

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook