Contra chapuza, cachondeo

Mis queridos seguidores:

Feliz otoño¿Seguís ahí? Notición: vuelvo a la carga. Como cada vez que he hablado de política o de algo mínimamente parecido me habéis endiñado unos dardos envenenados en los que aún estoy inentando aplicarme el antídoto, comienzo hoy una nueva… novela por entregas. El título completo de la serie es: “La nueva banquia española: todo un mundo de dificultades* al servicio del cliente”.

* El término dificultades es totalmente compatible e intercambiable por: tomaduras de pelo, burlas descaradas, putaditas, cabronadas y algún otro que se me irá ocurriendo.

Esta excitación que me envuelve viene de antiguo pero hay mañanas en las que, la concurrencia de varios acontecimientos del mismo tenor, le ponen a uno; sí, le ponen, no esperéis complemento directo: ¿pero le ponen qué?, no, simplemente le ponen; en este caso es un verbo intransitivo.  Y esta mañana de lunes, continuación de la mañana del viernes pasado, ha sido épica, concurriendo más de una y más de dos entidades “banquarias“. Así que, lo dicho, contra chapuza, cachondeo.

Tengo en mente, al menos, seis capítulos de otros tantos gozosos acontecimientos relacionados con el sector. Recordaré alguno más y dada la absoluta eficacia de su comportamiento en esto de fastidiar al prójimo irán surgiendo nuevos temas para nuevos capítulos. Creo que dará juego.

Una aclaración válida para todos los capítulos: 1) No utilizaré nombres concretos de entidades, sino abreviaturas que NO TIENEN POR QUÉ SIGNIFICAR NADA, que no haya mal pensados. Y 2) los nombres de las personas protagonistas de cada capítulo serán imaginarios. Sencillamente, no quiero acabar declarando ante un juez por demanda de parte ofendida. Sólo faltaría eso. ¡Encima!

Como solía hacer cuando publicaba sandeces en mi Blog, os enviaré un avisito por correo electrónico. Si queréis daros de baja, por favor, decidlo y os borro de mis contactos: soy un estricto cumplidor de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. ¡Esa es otra! Feliz otoño.

3 Comentarios

  1. Adelaida
    Oct 18, 2011

    ¡Ya estás tardando en empezar!

  2. Antonio Francisco
    Oct 18, 2011

    Querido Luis.

    Dardos preparados pero no para ti,sino la para la prole de banqueros que son los culpables de esta crisis mundial, y no hablemos de las jugosas indernizaciones que se endosan a pesar de undir la entidad, te esperamos.

  3. Ramón
    Oct 17, 2011

    Querido Luis.
    Cual hijo pródigo tus seguidores te recibimos. Dardos preparados por si fuera menester, dado que así lo requieres.
    Ya sabes, tus deseos son órdenes para mí. De todas formas, si vas a meterte con los “banquieros” desde la bella “marbiella”, pocos dardos te van a caer porque casi con toda seguridad tendrás toda nuestra anuencia. Pero ten cuidado con lo que dices, no vayan a confundirte con un indignado…y hasta ahi podríamos llegar.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook