Junto al fugo

piano-bar
Hace unos días recibí de un amigo un regalo por San Jorge, recoge con todo lujo de detalles lo que podría ser una velada de invierno en La Isla: un fuego vivo en la chimenea, unas velas encendidas, el olor del incienso, Strauss dormido junto al fuego y el sonido de las más bellas músicas de los últimos tiempos.
Gracias Josep-Lluís

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook