No todo es basura

La confianza estimula, la ilusión empuja y la esperanza oxigena.

La confianza estimula, la ilusión empuja y la esperanza oxigena.

Comienzo con gran regocijo este nuevo ciclo de colaboraciones más frecuentes y más cortas. A mí el otoño me pone. No soy un pesimista mal informado que es como definen los agoreros al optimista. Soy un convencido de que cuando se lucha por aquello en lo que se cree los frutos llegan. Conocida es la pereza aparente de la planta del bambú que una vez sembrada no da señales de vida durante cinco años pero cuando comienza a brotar no hay sequía que la agoste o viento que la doblegue; sencillamente se estaba construyendo.

Verdad es que el empacho de noticias poco alentadoras nos quita hueco para saborear y digerir esas otras que, arrinconadas a espacios menores en los medios, nos alimentarían de forma saludable y placentera. Percibo un cierto masoquismo promiscuo en más de uno. Arrellanados en la aparente comodidad del pesimismo nos liberamos de la responsabilidad de la acción: Como esto no tiene arreglo, qué puedo hacer yo.

¡Si quien os habla os contara! Si este jubilado de cuna cántabra, sangre mestiza de las dos Castillas y cónyuge apasionado de esta luminosa ciudad de mar y sierras, de lujo y necesidad, de muralla y puertos, de playas y callejas, de naranjos y palmeras os contara. ¡Ah!, ¿que os cuente?

Allá voy: Nunca antes conocí la plenitud de sentirme protagonista de mi propio destino y del de tantas personas que me consienten ayuda. Jamás gocé como ahora de saber por qué estoy aquí y sobre todo para qué. Pasar el Rubicón de vivir exclusivamente para mí a vivirme a través de los demás es un viaje que no ofrecen en las agencias ni la web pero que recomiendo vivamente: es un viaje sin billete de vuelta. Por suerte.

¡Hay tanto por hacer! ¡Es tanto lo que puede hacerse! ¡Se recibe tanto al ponerse uno en marcha! El miedo paraliza, el pesimismo agarrota y la incertidumbre asfixia. Por el contrario, la confianza estimula, la ilusión empuja y la esperanza oxigena. No hay dolor más agudo y proclive a cronificarse que el dolor del espíritu. Huye de él, no le eches cuenta, es un arrendatario moroso y molesto. Únete a los que ya hemos descubierto la fuerza de la convicción en un proyecto. Renacerás, te redescubrirás, te asombrarás.

Junto a Horizonte Proyecto Hombre, otras tres entidades benéficas de Marbella firman mañana sendos convenios con la Obra Social La Caixa para programas de ayuda a personas excluidas. El próximo domingo el Parque de la Alameda se convertirá otra vez en un Centro Comercial Abierto Benéfico con el tradicional y entrañable Rastrillo de Horizonte. El pasado fin de semana el palacio de Congresos acogió el Bazar Solidario de Cáritas. Cada semana se celebran torneos o cenas benéficas. ¿Es esto fácil? En absoluto. Ahí radica la grandeza, en superar desafíos complejos que día a día van construyendo una sociedad mejor.

Artículo emitido hoy, 27-11-13, por Onda Cero Marbella

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook