Nuevo aspecto del Blog para un tiempo nuevo

El mercado de Tarifa, otrora convento

El mercado de Tarifa, otrora convento

Cuatro años y medio es una buena edad para cambiar de aspecto. Se cree que cada año de vida de un perro equivale a siete años de vida de un humano. No se sabe muy bien, al menos yo no, a cuántos años de vida humana equivale la vida de un Blog, pero si como “animal de compañía” lo asemejamos con un perro al que queremos, nos sigue, nos aguarda paciente, suele obedecernos y acaba formando parte de nosotros mismos, cuatro y medio equivalen a poco más de 30. Juventud madura. Momento de mantener las esencias pero cambiar la imagen.

Su madre y yo hemos llegado a un acuerdo con total facilidad y sin la más mínima discusión. Mi amiga Curra Garcia parió mi Blog a comienzos de 2009 y esta mañana de domingo, mediante conversación telefónica de “larga distancia”: Fuengirola-Marbella, hemos obrado el cambio. Mejor dicho, lo ha obrado ella; yo le doy la idea y Curra la lleva a la práctica con una eficacia y celeridad pasmosas. A mí me parece que Curra sabe más de Internet y cuanto le rodea que todos los gurús de Silicon Valley.

Para presentar el nuevo “estilismo” del Blog (que comenzó llamándose Vías de Soria en honor al libro que yo acababa de publicar) he creído oportuno incluir como foto de esta entrada la del mercado de Tarifa: es un lugar pequeño, entrañable, público, luminoso, céntrico, donde unas personas ofrecen lo mejor que tienen y otras se lo llevan para su vida cotidiana. Sólo hay una diferencia: el horaro. El mercado cierra tardes, noches y festivos. Este Blog está abierto 24 horas al día, siete días a la semana, 52 semanas al año. En él pretendo exponer mi mejor mercancía: la propia experiencia vital. ¡Bienvenidos!

 

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook