Pokémon Go y cómo vivir de la imbecilidad humana

maxresdefault

De la noche a la mañana está arrasando en el mundo entero, -la imbecilidad no es patrimonio nacional-, una nueva versión de un viejo videojuego, el Pokémon Go, que consiste, para no entrar en profundidades, en recorrer el mundo con el teléfono móvil delante de las narices buscando un muñequito en la pantalla para capturarlo. Como las nuevas tecnologías saben dónde estamos en cada momento mezclan la situación física real con la virtual del dispositivo para hacer aparecer el puñetero monigote en los lugares más insospechados: el Congreso de los Diputados, una catedral, un mercado, una playa, una calle, una casa o vaya usted a saber qué.

El jugador tiene que acercarse con su aparatito al lugar en el que éste le indica y capturarlo o matarlo. Las variantes del juego son múltiples así como los dispositivos a los que puede conectarse, incluidas pulseras para mayor comodidad. Quienes no me entiendan, que no se preocupen, no vale la pena intentarlo. Eso sí, mantened cerrada la puerta de casa a cal y canto no vaya a ser que el jueguecito de marras decida situar un Pokémom en vuestra cama de matrimonio y la alcoba acabe convertida en un lupanar.

Este invento maligno está haciendo furor en todos los confines del planeta. Y es lógico que así sea, dado que no tenemos otras ocupaciones y preocupaciones para atender. Cuando la vida se hace fácil y placentera para la generalidad de los pobladores ya podemos dedicarnos todos a cazar muñequitos virtuales por doquier. Para qué estar pendientes de golpes de estado, formaciones de gobiernos, cambio climático, terrorismo de nueva hornada o migraciones de parias, con lo tedioso que es todo eso y los calores que nos abruman.

tatuajes

Siempre fue así pero estamos yendo a más: el mejor negocio que pueda emprenderse es aquel que dependa de la imbecilidad humana, de la necesidad del individuo de formar parte de su tribu, de la manada: los tatuajes, los piercings, las depilaciones corporales totales o parciales, los implantes de delanteras y traseros, las ensaladas de gin tonic… incluso algo tan propio para lucir ante los semejantes como el blanqueamiento de ano que está haciendo furor en las plazas de moda de Estados Unidos y ya se practica en nuestro país. Sí, lo has leído bien, una intervención quirúrgica para aclarar, supongo que no precisamente con una manita de cal, la piel que rodea al tubo de escape. Una pasta, oye, una pasta. Pero supongo que quien se lo hace es porque considera que amortizará pronto esa inversión. No me preguntes cómo.

En fin, es verano y todo vale. Ya veremos qué nos espera cuando llegue la gota fría. No es por fastidiar pero me temo lo peor. Que cacen ustedes muchos Pokémon; quién sabe si de ese modo encuentran a su media naranja y pueden hacerse con ella una ensalada de gin tonic.

Artículo emitido hoy por Onda Cero Marbella.

4 Comentarios

  1. gerardo
    Jul 21, 2016

    Enhorabuena por tu maridaje con Marbella, a mi me atrae mucho Cantabria, pero, por ahora, solo he llegado a un escarceo y a disfrutarla algunos días y me temo que no podré entablar una relación continuada y seria con ella. Comparto contigo tu forma de ver el desvarío de nuestra consumista sociedad que, ahora, mas que mirarse el ombligo enfoca hacia su tracto rectal y opta por entretenerse con monigotes.

  2. Adelaida
    Jul 21, 2016

    Impresionada me tienes con tus conocimientos sobre el juego.
    Yo le he descargado, por la curiosidad que genera el invento y de primeras, me está resultando dificil jugar.
    Primero aprender a jugar y luego valorarlo y descartarlo.
    Buen verano a todos.

  3. Andres
    Jul 20, 2016

    Espero que pase pronto. ¿ cuantos muertos por accidente habrá costado ? por desgracia, otro juego vendrá, aún mas dañino.

  4. Regina
    Jul 20, 2016

    Gracias por el consejo de no intentarlo porque no vale la pena. No pensaba hacerlo ¡qué barbaridad!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook