Trabajo y paro: ¿conceptos caducos?

euters_

En un tiempo en el que seríamos incapaces de concebir una sociedad sin conexión portátil, barata y permanente entre individuos y entre estos y cuanto ocurre en el último confín del mundo, seguimos leyendo las cifras mensuales del paro como las razones del éxito o fracaso de la política del gobierno de turno mientras mantenemos instituciones públicas, llámese INEM, SAE o como cada región decida, más propias de la era industrial que del actual tiempo hipertecnológico, prerrobotizado y globalizado.

Dije aquí mismo no hace mucho en un espacio dedicado a este mismo problema: el paro, que el trabajo es un factor de producción, con rasgos propios, pero equivalente como tal a las instalaciones, las materias primas o la maquinaria. Y que la demanda de empleo que realizan las empresas (recordemos que los trabajadores ofrecen su trabajo a cambio de un salario) es una demanda derivada para satisfacer la demanda primaria: la que los consumidores realizan de sus productos, bienes o servicios.

Es un costosísimo despilfarro que los gobiernos contraten directamente mano de obra porque está demostrado que su asignación de recursos es muy ineficiente. Cuanto más ligero sea el sector público mejor para el conjunto de cada país. Y el otro canal de reducción de la mano de obra excedente que tienen los gobernantes es el estímulo de la actividad económica en su territorio, lo que no se consigue con burocracia, impedimentos, exceso de regulación, lentitud en los trámites y exigencias en aspectos que las mismas administraciones públicas incumplen en su propia actividad.

Andalucía, y muy especialmente la Costa del Sol, es un área con escasa industria y donde el peso de los servicios define su economía y el tipo de trabajo que se reclama. Servicios que no requieren demasiada especialización y que son muy dependientes de la temporalidad. En tiempos de vacas gordas, -sí, los hubo aunque ya casi se han borrado de nuestra memoria-, muchos jóvenes abandonaron estudios y trabajos con futuro para dedicarse compulsivamente a la construcción donde la ley de la oferta y la demanda hizo estragos. El ciclo terminó abruptamente y hoy quienes sacrificaron el futuro por un presente cegador comprueban que el pan se acabó muy rápido y el hambre apareció pronto.

Como en tantos otros ámbitos, en el del trabajo ya nada volverá a ser igual. Las grandes empresas, industriales o financieras, expulsan mano de obra tradicional sustituyéndola por tecnología mientras externalizan la cobertura de nuevas necesidades más especializadas, normalmente relacionadas con la innovación permanente y el mantenimiento de esa tecnología. En las universidades debería enseñarse, por encima de todo, la capacidad de cambio y adaptación permanente al entorno porque las materias que se enseñan apenas sirven cuando se han terminado las carreras.

No es tiempo para certezas ni inmovilismo. El trabajo para siempre se extingue. Hay que aprender de forma continua, amoldarse a lo que demanda el mercado que es poroso y cambiante, hay que mirar, escuchar y oler por dónde pueden aparecer nuevas oportunidades. Cada persona en busca de empleo debe considerarse un vendedor de sí mismo conociendo cuáles con sus fortalezas para potenciarlas y cuáles sus debilidades para minimizarlas y crearse su propia ventaja competitiva. En suma, imaginación y valentía al poder.

Artículo emitido hoy por Onda Cero Marbella

 

1 Comentario

  1. Adelaida
    Feb 9, 2017

    Ufff!!!
    En las universidades …… las materias que se enseñan apenas sirven cuando se han terminado las carreras.
    Querras decir que no sirven para encontrar empleo… Nada de lo que se aprende en la Universidad sobra, es cultura y la cultura nos hace libres y mejora nuestra capacidad para aprender, indispensable para ser un buen trabajador. Desarrollar herramientas para encontrar trabajo, para convencer al empresario de que confie en ti y en tu capacidad de aprendizaje constante, es otra cosa, mi querido Luis.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook