Vivan los corruptos

Fueron tiempos de elegancia, clase y saber estar, tiempos en los que, al menos, la estética se cuidaba

Hoy batiré mi propio record de políticamente incorrecto. Quiero brindar un viva por quien se lo lleva crudo a costa de los demás, quien se sube el sueldo y las prebendas mientras exprime a ciudadanos o trabajadores, quien pone la mano para que le caiga un buen monto de cada obra o servicio que contrata, quien vende productos financieros de alto riesgo valiéndose del engaño y la manipulación, quien trinca el dinero destinado a la formación, quien se pule los fondos de los EREs en putas y cocaína, quien acepta trajes, bolsos, viajes o joyas de marca a cambio de favores, quien desvía a Suiza las donaciones a su partido, quien monta entramados sociales para evadir impuestos…

Vivan los corruptos. Hoy regalo un viva a quien deja su coche en doble fila colapsando el tráfico, quien alfombra la playa de colillas y los parques y aceras de mierdas de perro, quien no atiende los recibos de la comunidad de propietarios mientras dispone de dos criadas a las que paga en negro, quien se dedica a las chapuzas sin facturar ni declarar, quien las encarga sin querer oír hablar del IVA, a los marineros y armadores para quienes el mar es el mayor basurero, el trabajador con decenios de antigüedad que extorsiona a su empresa para provocar un despido y afanar una indemnización que la deje en cueros, el empresario que contrata unas horas y exige día entero, el funcionario que hace sus compras en el tiempo del desayuno dejando sin atender su puesto, las falsas almas caritativas que mantienen las mafias criminales comprando productos falsificados, la pareja de polis que dejan el coche oficial en cualquier esquina mientras se toman el cafelito…

¡Guapa, guapa, guapa! les gritaban por la calle, tanto a la legítima como a la otra, la otra

Vivan los corruptos. Mi más encendido hurra a todos los Bárcenas, Correas, Matas, Roca, Urdangarín, Muñoz, Gil, Magdalenas, Marisoles, Isabelitas por partida doble, Maites, Carlitos y tantos más. Vivan quienes empezaron por quedarse con las propinas del bote o los donativos del coro rociero y acabaron arrebatando la dignidad a todo un pueblo. Vivan quienes desde abajo exigieron justicia a los de arriba y una vez allí pisotearon cuanto se les puso a huevo abajo. ¡Guapa, guapa, guapa! El pueblo nunca se equivoca. Al pueblo le va la marcha porque esa marcha salió del pueblo.

Vivan los corruptos, sí, porque si desaparecieran de pronto, este país mío, -quizá todo el planeta, tampoco somos lo peor de cada casa-, quedaría como un Marte azotado por tormentas de basura: tan escaso de personas como exento de piedras quedó el cuerpo violado de hipocresía de aquella pobre María Magdalena bíblica a quien tantos ansiaban dilapidar, cuando Jesús les espetó: quien esté libre de pecado que lance la primera piedra, y todos los santos varones se echaron mano a la bragueta.

Por una sola vez y sin que sirva de precedente lo diré tal como manda la tiránica estupidez reinante: vivan los corruptos… y las corruptas.

Artículo emitido hoy, 7-5-14, por Onda Cero Marbella

 

2 Comentarios

  1. Adelaida.
    May 8, 2014

    No se puede hacer un retrato mas completo del estado de las cosas en nuestro país… Y volverán a ganar las elecciones, los que mas robaron, porque repartieron las migajas ( como en Marbella, Andrés) y hay mucho estómago agradecido, que confía en seguir “pillando” algo.
    Somos miserables y aplaudimos ( con nuestro voto) a los que nos roban. ¿Tenemos lo que nos merecemos?

  2. Andres
    May 7, 2014

    Yo haría una excepción para el gordo del principio de tu artículo.
    Sacha Guitry en su prefacio del libro ” Si Versailles me fuera contado ” decía ” reprochabamos a nuestros Reyes quedarse con nuestro dinero sin tomar nuestros consejos , pero cuando construian estas maravillas, no estarían poniendo nuestro dinero de lado. ? Pasará mucho tiempo, la gente olvidará cuanto dinero se llevó Gil, pero el cambio que dió a Marbella quedará y traerá mucha riquesa al fin y al cabo. Los otros, si, se llevaron todo lo que pudieron sin dejar nada para la posteridad.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook